El futuro debe estar en nuestras manos.

El reconocimiento facial puede ser y será utilizado en contra nuestra por parte de gobiernos y empresas, basándose en quiénes somos y qué aspecto tenemos.

Reclamemos el espacio público. Tenemos una solución: ¡Ilegalización de la vigilancia biométrica!



Firma la petición para una ley nueva

51542 personas ya han firmado. ¡Ayúdanos a llegar al millón!
La UE puede acabar con estas prácticas abusivas.

European Citizen's Initiative

Reclaim your Face

¿Qué es?


Los datos biométricos son datos personales que posibilitan una identificación única de nuestros cuerpos y comportamiento, que difunden información sensible sobre quiénes somos. Por ejemplo, nuestras caras pueden ser utilizadas para el reconocimiento facial para hacer predicciones o evaluaciones... al igual que nuestros ojos, venas, voces, la forma en que caminamos o escribimos en un teclado, y mucho más.

Gobiernos, fuerzas policiales y empresas utilizan dispositivos de grabación (como cámaras de CCTV) y software de reconocimiento facial para recopilar nuestros datos biométricos. Esto significa que pueden rastrearnos de un lugar a otro utilizando nuestras características únicas para identificarnos permanentemente. Esta captura generalizada de los datos biométricos de cada persona en espacios públicos como calles, parques, estaciones de tren, tiendas o recintos deportivos, mientras simplemente tratamos de vivir nuestra vida, constituye una vigilancia biométrica masiva.. Nos trata como códigos de barras andantes.

¿Deben utilizar tus expresiones faciales para decidir si puedes hacer bien un trabajo?
Queremos que en el trabajo se nos valore en función de nuestra labor, no de nuestra cara o cuerpo.
¿Debe la policía incluirte en una lista de personas sospechosas por tu forma de caminar?
Queremos que la policía nos trate con decencia y respeto, no como personas sospechosas.
Debe una tienda mostrarte únicamente productos en función de sus suposiciones sobre tu género o etnia?
Queremos poder elegir lo que compramos, no que nos manipulen o discriminen las grandes empresas.
¿Debe un hospital denegarte la visita a un familiar porque fuiste a una protesta cuando eras más joven?
Queremos poder hablar libremente y documentar las injusticias, no autocensurarnos porque nos vigilan constantemente.
¿Debe una universidad negarte una plaza en el curso que has elegido por la gente con la que te juntas?
Queremos elegir nuestra educación libremente, al margen de nuestra procedencia o de quiénes son nuestras amistades.
¿Debe tu seguro de coche aumentar la prima por tu forma de vestir?
Queremos tener el control de nuestros datos, y no que los exploten empresas que abusan de nuestras identidades para ganar dinero.

El futuro debe estar en nuestras manos, nuestras vidas deben ser asunto nuestro.

La privacidad es poder

Vigilancia es dinero

Arrebatar nuestro futuro a la vigilancia masiva biométrica

Vivimos en un mundo en el que parece que todo el tiempo estamos “con el micro abierto”, y la capacidad de decidir cuándo compartimos nuestra información sensible y cuándo no, es vital. Nuestra privacidad es una condición para poder disfrutar de nuestras libertades en el espacio y en la vida pública: es lo que permite que nos unamos, que alcemos nuestras voces y que vivamos como deseemos.
Nuestras vidas personales importan – por eso no compartimos nuestras contraseñas de correo electrónico, ni dejamos la puerta de casa abierta y votamos detrás de una cortina. La privacidad garantiza que los gobiernos con mucho poder no puedan utilizar nuestros datos para atacarnos y que las grandes empresas no puedan manipular nuestras preferencias. Nos da seguridad para ir al médico, para expresar quiénes somos con orgullo o para defender abiertamente y actuar cuando se trata a una persona de forma injusta. Las libertades que proporciona la privacidad permiten que podamos hacer nuestra vida sin tener que estar siempre vigilantes, o sentir que tenemos que ajustarnos a etiquetas ajenas.
Fuerzas policiales que intentan recortar gastos. Políticos que manipulan nuestros votos para impulsar programas autoritarios. Corporaciones que ganan enormes sumas de dinero por vigilarnos (lo que se conoce como "capitalismo de la vigilancia"). Se coordinan para seguirnos mientras nos movemos por nuestras ciudades.
Al rastrearnos mediante la vigilancia biométrica, estas entidades poderosas pueden cotejar instantáneamente nuestro rostro -u otras partes del cuerpo- con cantidades ingentes de información personal. Pueden combinar enormes bases de datos sobre nuestros intereses, actividades y redes personales con nueva información sobre nuestros rostros, cuerpos, dónde vamos y qué hacemos. A partir de ahí, pretenden saber qué pensamos, cómo nos sentimos o lo que podríamos hacer a continuación, a pesar de que no existe ninguna base científica fiable para ello.
Ya lo hemos visto:
Cambridge Analytica suprimiendo votantes en Reino Unido y Estados Unidos. Manifestantes y estudiantes pacíficos vigilados con drones policiales ilegales en Francia. Viajeros tratados como sospechosos en Alemania. Opositores políticos atacados y silenciados en Hong Kong. Personas racializadas detenidas injustamente en Estados Unidos. Ya ha llegado demasiado lejos - pero podemos ponerle fin ahora.
Nos vetarán elecciones y oportunidades futuras simplemente por ser quienes somos. Debemos luchar contra los gobiernos y corporaciones poderosas y asegurarnos de que la tecnología esté al servicio de todas las personas, y no de la codicia y bajo el control de unos pocos.
Bajo una vigilancia biométrica masiva constante, nuestros rostros y cuerpos nos exponen a la manipulación y los impulsos de autoridades y empresas. Se nos observa y juzga en función de nuestro aspecto. Nos convierte en personas con ansiedad, cada vez menos cómodas y libres de ser nosotras mismas. Las pruebas revelan que nos meten en compartimentos en función de cómo perciben nuestra etnia, género, edad y más... Pretenden saber lo que hacemos o pensamos por la manera en que movemos los brazos, la forma de nuestra cabeza o la expresión de nuestra cara, y ni siquiera sabemos que estamos siendo sujeto de toda esa serie de suposiciones injustas y a menudo discriminatorias. Sin embargo, dondequiera que vayamos, esas suposiciones persiguen nuestros rostros y nuestros cuerpos, siempre.
Cuando te observan y categorizan de esta forma, pueden decidir tu futuro por ti.
Dictarán los anuncios que podrás ver (o no) en un un panel publicitario “inteligente”. Se te podrá considerar una persona problemática a ojos de la policía (y ante las listas oficiales de vigilancia). Tu forma de vestir, tu aspecto o tu forma de actuar hoy, los lugares a los que vas y la gente con la que te relacionas, podrían convertirse en una barrera para el empleo, la educación o los viajes el día de mañana. Tu libertad futura puede ser arrebatada simplemente por ser quien eres.

La prohibición de la vigilancia masiva biométrica es la única solución para un futuro en el que cada persona tome sus propias decisiones, y no un algoritmo.

¿Quién dice qué sobre la vigilancia masiva biométrica?



El cambio está ahí. Sigue aquí las últimas noticias.



RECLAMA UN MUNDO EN EL QUE SOLO TÚ DECIDAS EL CAMINO QUE QUIERES TOMAR.

ReclaimYourFace is a movement led by civil society organisations across Europe:

Access Now ARTICLE19 Bits of Freedom CCC Defesa dos Direitos Digitais (D3) Digitalcourage Digitale Gesellschaft CH Digitale Gesellschaft DE Državljan D EDRi Electronic Frontier Finland epicenter.works Hermes Center for Transparency and Digital Human Rights Homo Digitalis IT-Political Association of Denmark IuRe La Quadrature du Net Liberties Metamorphosis Foundation Panoptykon Foundation Privacy International SHARE Foundation
With our campaign partners:

AlgorithmWatch AlgorithmWatch/CH All Out Amnesty International Associazione Luca Coscioni Ban Facial Recognition Europe Big Brother Watch Certi Diritti Chaos Computer Club Lëtzebuerg (C3L) CILD Digitale Freiheit D64 Datapanik Electronic Frontier Norway European Center for Not-for-profit Law (ECNL) European Digital Society Eumans Fundación Secretariado Gitano (FSG) Forum InformatikerInnen für Frieden und gesellschaftliche Verantwortung Germanwatch Gesellschaft Fur Informatik (German Informatics Society) Hellenic Association of Data Protection and Privacy Hellenic League for Human Rights info.nodes Kameras Stoppen Ligue des droits de L'Homme (FR) Ligue des Droits Humains (BE) LOAD e.V. Ministry of Privacy Privacy Network Projetto Winston Smith Reporters United Science for Democracy Selbstbestimmt.Digital STRALI Stop Wapenhandel The Good Lobby Italia UNI-Europa


Should your organisation be here, too?
Here's how you can get involved.